Música

La música y las canciones populares en nuestras celebraciones litúrgicas

Por experiencia propia, sabemos que nuestro pueblo es un pueblo ligado cercanamente al arte en la variedad de sus expresiones. Una de las expresiones artísticas más comunes y cercanas a nuestro pueblo es la música. La música está presente en todos los aspectos de nuestra vida. La usamos para celebrar muchos acontecimientos de la vida diaria. Las celebraciones de nuestra vida diaria recogen nuestras vivencias y se conectan con lo sagrado – aunque no exclusivamente – cuando usamos la música en nuestras celebraciones litúrgicas.

San Agustín nos decía que cuando elevamos nuestras voces con cantos inspirados oramos dos veces. “Quien canta ora dos veces”. Eso lo sabe muy bien nuestro pueblo y lo emplea de manera muy creativa cuando se libera de los formalismos y los patrones rígidos a los que a veces nos acostumbramos. Con la renovación litúrgica que experimentamos desde el Vaticano II, la música popular que se enraíza en nuestras tradiciones y costumbres enriqueció y aún enriquece nuestras celebraciones litúrgicas. Son miles las canciones o himnos inspirados que se han incorporado a nuestras celebraciones en las últimas décadas. Los compositores, cantautores y cantantes laicos han contribuido con mucho cariño y energía al enriquecimiento de nuestra cultura musical.

Cada vez que recuerdo las palabras que el Papa Juan Pablo II le dirigió al cantautor Norteamericano Bob Dylan lo hago con alegría. Esas palabras renuevan mi compromiso con en canto cristiano desde lo popular. Bob Dylan compuso hace muchos años una canción llamada “Blowing in the wind” (soplando en el viento) que al Papa Juan Pablo II le gusta mucho. (La versión litúrgica en castellano de la melodía de Bob Dylan es “Saber que vendrás”, adaptada por Gilmer Torres en nuestro medio). En esta canción como en muchas otras, vemos cómo lo popular también expresa lo divino de las expresiones de nuestros pueblos.

No hay que usar las canciones solo por que sean bonitas. Hay que saber cuando y cómo usar las canciones, éstas le darán mejor sentido a nuestras celebraciones litúrgicas. Quisiera señalar algunos puntos que son importantes cuando queramos usar las canciones populares en nuestras celebraciones.

  • El título con que la canción fue creada por el autor. Cada canción responde a la experiencia vivencia de una persona o comunidad. Por eso es importante conocer y respetar el título original.
  • El autor. Conocer al autor de cada canción nos ayuda a saber a qué realidad responde la canción.
    La nacionalidad del autor. Nos ayuda a comprender la coyuntura en la que el autor quiso escribir e interpretar esa canción.
  • El contenido. Nos ayuda a comprender la razón y la temática que quiso transmitir el autor y a identificar el lugar en el que debemos usar la canción en nuestras celebraciones.
  • La melodía y el ritmo. Nos permiten comprender a qué público intentaba llegar el autor.

¿Parecen cosas complicadas, verdad? Pero son muy simples si nos aproximamos a las canciones con cariño, respeto y sana intención. A la hora de usar los cantos, tratemos de averiguar los puntos señalados arriba y veremos cómo nuestras canciones tienen un sentido más completo y rico en intención y contenido.

¡Bien vale el esfuerzo y no cuesta mucho!

PAZ Y ALEGRIA EN EL DIOS DE LA VIDA

9 Comentarios

  1. Delna

    Padre Diego son lindísimas sus músicas espero que nos vuelva a visitar acá en Chilca.

    ← Responder

  2. majo ortiz

    me encanta la música que usted ha hecho padre.
    Solemne es un estilo de misa, que se da en ciertas ocaciones especiales.
    Todos los domingos celebramos una misa normal, no solemne.
    Sigamos asi y pronto veremos los frutos del amor de Dios.

    ← Responder

  3. Sandy

    Padre Diego muchas gracias por su musica, que nos alimenta el alma, es una fuerza que nos da el coraje para seguir adelante y buscar obreros para construir un mundo mejor, con armonia y amor.
    Dios lo Bendiga.

    ← Responder

  4. anonimo

    padre diego bendice a todos los niños de todos los paises en especial a los de peru .tambien a todas las familias
    me gustan sus canciones

    ← Responder

  5. Eduardo

    Padre, vi el reportaje que le hicieron en el programa reporte semanal. No puedo describir la sensación de horror que me sacudió al ver cómo ha profanado usted la liturgia de la Santa Misa.
    Recuerde que estamos en la Misa para alabar a Dios, hacer acción de gracias, hacer acto de reparación y desagravio por nuestras faltas y pedir la gracia del Señor, pero usted ha convertido la más solemne de nuestras ceremonias en una vulgar pista de baile.
    Creo que usted ha malentendido totalmente las intenciones del concilio Vaticano II al permitir el uso de las costumbres propias de cada lugar, y está dando paso a la mayor des sacralización.
    No entiendo porque ha perdido el respeto a Nuestro Señor y se atreve a realizar tremendos sacrilegios; estoy seguro que San Agustín no se refería a esto cuando dijo “El que canta ora dos veces” es más, creo que debe mirar con espanto y estupefacción la forma en que usted ha interpretado sus palabras.
    Tengo la personal impresión de que usted pareciera un hereje, protestante, satánico, o miembro de algún partido comunista que se ha hecho ordenar sacerdote, para infiltrarse dentro de la Iglesia y demolerla desde adentro.
    De considerarse de verdad como sacerdote católico, lo exhorto a seguir el ejemplo del Beato Papa Pio IX y de San Pío X y condene las ideas modernistas que tanto daño hacen a la Iglesia.
    Padre, por misericordia, DEJE DE DESTRUIR A LA IGLESIA Y LA RECTA TRADICIÓN CATÓLICA!.

    ← Responder

  6. Eduardo

    Padre Diego, me parece que usted ha mal entendido totalmente la forma en que se debe expresar la música para la celebración de la Santa Misa. Recuerde por favor que esta es una celebración SOLEMNE y todos sus componentes debe ser igualmente solemnes. Con su música usted desvirtúa el verdadero sentido de la sacralidad que hay que tener durante la Santa Misa. No siga destruyendo a la verdadera Iglesia Catolica por favor y recuerde que usted habrá de dar cuenta con mayor rigor, por ser sacerdote.

    ← Responder

  7. FARRERAS LUIS

    Buenos dias
    Que dias bendiga a todos los paices del mundo en especial a Venezuela
    Que el padre Diego siga cantando musica cristina tan bonita
    VENEZUELA
    EDO.BOLIVAR
    17/06/2006

    ← Responder

  8. Sara

    Hola Padre Diego,
    gracias por su ejemplo y dedicacion al servicio de Dios,
    lo queremos mucho.
    Dios lo bendiga

    ← Responder

  9. Roberto Alarcon

    A DIOS y nada más a EL, le debemos la gloria y honor.
    Solamente JESUCRISTO es nuestro salvador, a nadie le debemos nada, JESUCRISTO es nuestro salvador.
    Amén. Gloria a DIOS
    Gracias por su música

    ← Responder

Deje un mensaje

*